Los 7 Principios del Sistema HACCP

HACCP (Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) se caracteriza por tener un enfoque sistemático y preventivo que permite asegurar la inocuidad de los alimentos a lo largo de todos los procesos de la cadena de suministros hasta el consumidor final.

Dada su importancia, queremos compartir sus 7 principios.

Principio I: Análisis de riesgos

Mediante la realización de un diagrama de flujo, se analizan solo los riesgos potenciales (físicos, químicos y biológicos) que puedan poner en peligro la salud del consumidor y las medidas preventivas para evitarlos.

Principio II: Identificar el control crítico

El análisis de los peligros significantes en toda la cadena productiva permite establecer cuáles son los Puntos Críticos de Control (PCC) a tomar en consideración para prevenir, reducir o eliminar sus efectos.

Principio III: Establecer límites críticos

Todos los PCC deben contar con parámetros medibles que marcarán la diferencia entre lo que es seguro y lo que no lo es. Las desviaciones evidenciarán que el proceso está “fuera de control” y, por ende, el producto puede ser peligroso para el consumidor.

Principio IV: Monitoreo de los PCC

El monitoreo es una secuencia planificada de mediciones u observaciones para garantizar que el producto o proceso esté bajo control. Las mismas se deben realizar para cada PCC y se debe establecer la frecuencia de la vigilancia y quien tiene bajo su responsabilidad el seguimiento.

Principio V: Acciones correctivas

Son las que se definen para resolver los desvíos que pudieran suceder durante el proceso.

Principio VI: Verificación del eficaz funcionamiento del sistema.

La verificación, no sólo de los PCC sino de todo el plan HACCP, es periódica y consta de varios pasos que deben ser documentados. Junto con otros procedimientos de verificación, las auditorías independientes son una herramienta indispensable para garantizar el resultado del sistema.

Principio VII: Registros

Es obligatoria la gestión documental del sistema mediante el establecimiento de un Plan Escrito de HACCP, además de planes de apoyo y otra documentación. Se deben incluir todos los registros generados durante el monitoreo de cada PCC, las observaciones y las acciones correctivas implementadas.

Si bien se trata de un proceso que garantiza la inocuidad alimentaria, puede integrarse a sistemas de gestión como BRC, IFS o ISO 22000 aplicables al sector alimenticio.

Para una asesoría especializada, estamos a su disposición www.rocha.com.ar/contacto


Entradas destacadas
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square